Hospitales del Eje Cafetero anuncian cierre de servicios médicos

 
 
 
Llevar a cabo el cierre de servicios de salud, a excepción de las urgencias vitales, a partir del día 1 de octubre del presente año, salvo que las EPS en cuestión se pongan al día en sus obligaciones con las ESE para que éstas puedan terminar el año brindando los servicios de salud a la población, determinaron los gerentes de las Empresas Sociales del Estado de los departamentos de Caldas, Risaralda y Quindío, en reunión de carácter urgente y extraordinaria llevada a cabo en Pereira el pasado 12 de septiembre.
 

En comunicado señalan que "decidimos informarle la decisión a nuestros usuarios, a las EPS, a los Entes Territoriales Departamentales y al público en general ante la grave crisis financiera por la que atraviesan los hospitales públicos del Eje Cafetero, con presupuestos ya prácticamente agotados a la fecha, por lo cual no existen recursos para funcionar más allá del mes de septiembre del presente año, y en vista de no tener respuesta por parte de Cafesalud contributivo y subsidiado y de Asmetsalud, las dos entidades con mayor número de usuarios en el Eje Cafetero".

Afirman además que a pesar de haber asistido a múltiples mesas de conciliación, haber tocado otras instancias sin respuesta alguna y no obtener el giro por los servicios prestados a sus usuarios, "llegamos a la conclusión de que es imposible continuar la prestación de servicios de salud desde los hospitales a los usuarios de las EPS de la región".

"Además de lo anterior, y con mayor preocupación y desconcierto, los gerentes de las ESE públicas del Eje Cafetero, vemos como la ley que autoriza el desarrollo y la planificación de los presupuestos hospitalarios, en estos momentos hace que la crisis del sector se profundice, al no tener cómo adicionar los mismos, puesto que ya terminando la vigencia la mayoría de los hospitales públicos solo tienen presupuesto hasta el mes de septiembre y en pocos casos hasta el mes de octubre, pues la ley solo autoriza las adiciones mediante acuerdos de pago de las cuentas que ya se tienen radicadas ante las diferentes EPS y es por esto por lo que la crisis se torna prácticamente insoluble si no se tiene la voluntad política y la determinación del Ministerio de Salud y de la Supersalud para que las deudas de las EPS con los hospitales se paguen al menos en un 50 % en los siguientes 30 días", anotan en el comunicado.

"No podemos pagar impuestos que nos cobran en forma anticipada, cumpliendo con obligaciones crediticias en la banca y respondiendo ante los proveedores y demás obligaciones laborales sin el presupuesto que soporte dichos gastos. A lo anterior se suma la renuencia de Cafesalud a suscribir contratos, muy a pesar de nuestra insistencia, la ausencia de interlocutores eficientes en nuestra región y ante todo, la creciente deuda acumulada de esta EPS con la red pública del eje, que con corte a 30 de junio supera los $62 mil millones, nos obligan a tomar la medida anunciada, la que solo será levantada cuando además de formalizar la relación contractual, se nos cancelen las obligaciones morosas".

 

"El agotamiento de los presupuestos institucionales, conlleva la incapacidad para contratar la provisión de bienes y servicios (recurso humano, insumos y suministros, medicamentos y dispositivos médicos) que diariamente requerimos para dispensar atención bajo estándares de calidad. Situación que solo puede ser superada mediante adiciones presupuestales, que por disposición legal, proceden si hay recaudo efectivo o mínimamente, acuerdos de pago que obren por escrito y con la solemnidad que corresponde".

PUBLICACIÓN DIARIO DEL OTÚN

16 de septiembre 2016

 

 

 


Fecha: 16 de Septiembre de 2016
Califique esta publicación
Puntuación: 5 / Votos: 9
Whatsapp Whatsapp LinkedIn Pinterest LinkedIn LinkedIn Google+ Google+

Area de comentarios

Deja tu comentario: